sábado, diciembre 17, 2011

En esta rueda nada es mecánico.

No te digo más.
El viento sabe de qué estamos hablando,
si todo pasa por algo será que nada es mecánico.

Primero son los azotes y el llanto,
pero de algún modo escuchas la risa,
sientes la energía de aquellos que están cubiertos de lágrimas
por verte.
Existes,
eso es suficiente para hacer feliz.

Después descubres el suelo, y te arrastras por él,
y te ensucias de barro, y te ríes
de todo eso
que no entiendes.

Luego quieres comprender,
saber
por qué pasa lo que pasa,
tratas de estar a la altura,
pero las pelotas mandan.

Todo cambia con el paso de las agujas del reloj,
lo que te rodea se desvanece,
y ves,
por primera vez ves,
y te lamentas,
y sientes que ahora
por fin
comprendes.
Fotografía: Charlie Chaplin en Tiempos Modernos.
Pero luego
te das cuenta de que no.

El final ya nos lo sabemos
aunque nadie lo sepa.

No te digo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario